barcelonacitytellers.com

Cuidarse mal: Las 4 peores dietas

Cada vez más personas luchan con el exceso de kilogramos, no es de extrañar que cada nueva dieta «milagrosa» que veamos en internet sea de gran interés. Sin embargo, en todo el mundo utilizan con mayor frecuencia métodos radicales. ¿Consecuencias? Al afectar drásticamente el metabolismo generalmente resulta en el efecto yo-yo, es decir, una pérdida repentina de kilogramos, y luego un aumento de peso igualmente rápido, a veces mayor al anterior a la dieta.

Whole 30

Con algunas variantes que usan siempre el número 30, es una dieta que ha generado mucha controversia. Este es un programa de 30 días muy restrictivo que excluye del menú el azúcar (incluidos los edulcorantes), el gluten, los productos lácteos, el alcohol, las legumbres y los cereales. Sin embargo, está permitido comer carne, mariscos, huevos, verduras, algunas frutas o frutos secos (excepto cacahuetes). 

Sin embargo, los expertos se muestran escépticos. No existen estudios que confirmen la efectividad de este programa en términos de pérdida de peso. Además, como todas las dietas restrictivas, suele terminar con el efecto yo-yo. La dieta también se caracteriza por un alto aporte de sodio y bajo calcio, que pueden afectar negativamente los niveles de colesterol y al mismo tiempo provocar deficiencias nutricionales.

Dieta de Repollo

¡5 kg en una semana suena muy alentador! Desafortunadamente, al perder peso a este ritmo, se asegura un efecto yo-yo gigantesco, porque ¿cuánto tiempo puedes comer sopa de repollo! La monotonía atenta contra la misma dieta.

Dieta Dukan

Casi todo el mundo ha oído hablar de la dieta Dukan, si consulta, seguramente alguien de su familia la ha probado. Existen mitos sobre los increíbles efectos de la dieta alta en proteínas de un nutricionista francés. Lo que no son mitos son las acusaciones en los tribunales, en defensa de aquellas personas que han dañado gravemente su salud con esta dieta. Los problemas legales siguen, pero la dieta  Dukan aún se está extendiendo por todo el mundo, causando sensación y tentando a gente desesperada.

Dietas de un solo ingrediente

Las dietas de un solo ingrediente siguen siendo muy populares. Ejemplos emblemáticos son las dietas de manzana, pomelo y fresa, prácticamente las que desee. El producto básico es, por supuesto, el personaje principal de la dieta, por ejemplo una manzana. Se los come al límite y en casi todas las comidas. Bueno, no tienes que esperar mucho para el efecto efecto yo-yo que se produce después de terminar tu dieta.